sábado, 22 de diciembre de 2007

Clasificación de las monedas según su conservación

Las categorías de clasificación de la calidad de conservación son:

F.D.C (Flor de Cuño): Es el nivel más alto de conservación de una moneda, se obtiene en las primeras monedas de un cuño nuevo. Como van destinadas a coleccionistas son tratadas con más esmero en el proceso de acuñación. No deben presentar la más mínima ralladura ni golpe.
S.C (Sin circular): No presenta ningún tipo de defecto de acuñación y nunca ha llegado a circular. Sólo puede tener los leves y casi invisibles golpes y arañazos del proceso de fabricación.
E (Excelente): Ha circulado, pero no presenta ningún desgaste ni golpes ni arañazos destacables.
M.B (Muy Buena): Habiendo circulado, y teniendo un ligero desgaste por el uso, no presenta arañazos ni marcas de golpes fuertes y son perfectamente legibles todas las leyendas tanto de su anverso como de su reverso.
B (Buena): Moneda circulada, tiene algún arañazo o marca de golpe y ha perdido el brillo original, se admite algún desgaste en leyendas y anagramas.
R (Regular): Se integran en esta categoría aquellas con un desgaste acusado y de mala presencia en general.
M (Mala): Moneda muy desgastada por el uso, en la que es imposible leer en parte o totalmente las leyendas.

Nota: Diferentes autores o coleccionistas, en ocasiones, utilizan otras clasificaciones, en mi caso particular me manejo con esta, que me parece la mas práctica y además, a los estados MB y B les agrego un + o un – si la moneda se encuentra en algún estado intermedio.